viernes, 18 de diciembre de 2009

COMO CADA AÑO


Comenzaba a creer que lo que le habían dicho era cierto, que era más fácil sobrevivir en una gran ciudad y más en Navidad. Así que, allí estaba.
Había llegado por la mañana gastándose en el autobús sus últimos dineros. Sin embargo había conseguido comer y a buen recaudo tenía un par de dosis.
Con cartones se había hecho una buena cama. El frío era intenso, pero él estaba agotado y “colocado”. Se acurrucó en aquel precioso parque y como cada noche pensó en todo lo que había perdido por culpa de sus adicciones: familia, amigos, trabajo, dignidad...
Por la mañana, los servicios de limpieza encontraron aquella cama sin deshacer. Bajo los cartones tan solo había otro cadáver.

22 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Triste la historia que nos acercas pero cuantas habrá de estas cada noche.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Marisa dijo...

Historias que se repiten
en noches en que el frío
de cuerpo y de espíritu
acaban con una vida más.

Besiños.

Gala dijo...

Demasiado triste y demasiado real.

Muchos besos y Feliz Navidad

Aldabra dijo...

¡Que triste, Fonsilleda!
En estos tiempos invernales pienso mucho en esas personas que no tienen hogar, marginados... Ayer tarde fuimos a un cajero y había un chico joven con todos sus trastos, dentro, abrigándose del frío... Estaba leyendo.

¡Sentí tanta pena!

biquiños,

PARISINA01 dijo...

Ay, me duele como si lo viera, muy, pero muy triste tu historia, aunque sé que tiene mucho de real. Pero no lo puedo evitar me encoge el corazón.

Saludos y feliz navidad.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

que lindo lo que vi, hermoso, me encanta...

Froiliuba dijo...

Se queda escaso el texto, mas que micro podrias haber hecho un relatito algo mas extenso , no se, no me hagas mucho caso que sabes que no ando muy cuerda ultimamente ajjaja

Higorca Gomez Carrasco dijo...

En estos días de frío y húmedo invierno cuantas almas se van a poder encontrar en esa misma situación, es una pena, un dolor grande no poder solucionar más de un caso, a veces la vida se hace dura para algunas personas y sobre todo en tiempo de nieves y lluvia, te deseo una felices Navidades y un buen año 2010, te lo deseo con un fuerte abrazo

Manuel L. Rodrigues dijo...

Vaites!! Nótase que estamos en Nadal eh??

Saudos e felicidades...

MNB dijo...

¡MUCHAS FELICIDADES!


ABRAZOS.

Kim Basinguer dijo...

Jolines a pesar de saber que eso ocurre constantemente por nuestra insolidaridad, leerlo me sigue partiendo el alma.Felices fiestas.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

HOLA FONSILLEDA: ESTE ES EL DRAMA DE LOS SIN TECHO.

AUNQUE MUCHAS VECES SEA POR CULPA DE SUS ADICCIONES, NO POR ELLO DEBEMOS SENTIR COMPASIÓN Y AMOR HACIA ELLOS.

POR MI EXPERIENCIA EN CÁRITAS. A VECES NO SE DEJAN AYUDAR.

PERO CON TENACIDAD, ALGUNO/A, SE RECUPERA.

BICOS, QUERIDA GALLEGUIÑA.Montserrat

abuelo Andrés dijo...

Efectivamente "COMO CADA AÑO" seguiremos encontrando en las aceras de nuestras calles a muchos seres con su cama entre cartones.Demasiado triste pero es real, por eso desde este sitio de internet, a ellos les deseo pasen una Feliz Navidad.
Historia que jamás podremos dejar de contemplar año tras año.
Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Muy interesante tu blog
besos

La signora dijo...

La realidad plasmada en pocas palabras.

Un abrazo y los mejores deseos para la vida que continúa.

TORO SALVAJE dijo...

Y lo peor sabes que es?
Que eso ocurre.
Muy a menudo.

Besos.

Tétis dijo...

Muda-se de ano... Muda-se de sonhos... Muda-se de objectivos... Muda-se de aparência... Mas jamais se muda de amigos.

Feliz Ano Novo!...

Pamela dijo...

Gracias por recordarnos que hay otros mundos, allí cerquita, es cuestión de abrir la ventana y mirar, no sacamos nada con ignorarlos. A veces un gesto puede hacer la diferencia.

Un abrazo con mis mejores deseos en este nuevo año, que tengas toda la fuerza para encontrar siempre lo que buscas, ¡salud y pesetas también!

Thomas dijo...

Si podría valer la imagen que puse en mi blog para acompañar al texto breve y contundente que escribiste.
Por lo menos a algunos otras realidades nos alcanzan el sentimiento nos despiertan y clamamos solidaridad sin hacernos la foto para la galería.

El texto pendiente en mi blog estará esta noche. Ahora me voy al río Azuer desbordado que lleva agua al Guadiana y no llega a Las Tablas pues se la traga toda el acuífero 23.
Un beso cariñoso.

Zoe dijo...

Triste micro pero real...no sé la parte de culpa que cada cual tiene, los que abandonaron todo por una adicción, o los que legislan y permiten que otros se lucren con esas adicciones o los que miramos sin ver...

lo que parece , nunca es lo que es, menos la lamentable muerte...

Clo dijo...

nadie puede escapar a su destino.... aún cuando lo escribamos nosotros mismos....el río fluye

mariajesusparadela dijo...

Me encanta lo que leo.