jueves, 26 de noviembre de 2009

SINFONÍAS PASADAS


Recostado en aquella mecedora, los ojos cerrados y la atención puesta en la música, evoca su vida pasada.

Su culpa es que ella no está al piano.

El desmedido egoísmo que marcó su vida, terminó por espantarla y cuando quiso rectificar, ya no pudo retenerla. Cansada de dar sin recibir, hizo la maleta y se fue.

Ahora, llora cada vez que escucha "Para Elisa", interpretada por otras manos.

Imagen: "Mujer en el Piano, de Renoir.

18 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Muy bello tu poema...todo un placer visitar tu espacio.
Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Ahora ya es tarde.

Besos.

Gala dijo...

Que lastima que siempre encontremos el valor de las personas cuando desaparecen de nuestras vidas.

Muy bonito.

Besos

Aldabra dijo...

Si lo reconoce, la próxima vez que tenga la oportunidad no la dejará pasar, ya sabe cuanto duele.

biquiños,

entresuelos dijo...

será posible que estas cosas se repitan tanto, y que siempre valoremos lo inaccesible, lo lejano, lo ausente....algó nos pasó en el cerebro cuando fuimos adquiriendo raciocinio....

saludos, me encanto

Albino dijo...

Hay que pensar mucho antes de tomar decisiones, sobre todo si son esas que no tienen vuelta atrás.
Lo malo es que alguna vez caemos en ello y luego nos arrepentimos durante toda una vida.
Besos

Marisa dijo...

Como decimos en nuestra:
¡Tarde piaches!

Saben lo que perdieron
cuando no lo tienen.

Un placer leerte con
fondo de piano pintado
por Renoir.

Biquiños

Noesperesnada dijo...

Los vacios que dejas -aunque duela entenderlo- siempre hay alguien dispuesto a cocuparlos...

Pilar dijo...

Cansada de esperar abortó la esperanza y descubrió que todo su mundo cabìa en un maleta el mañana despertaba tras la puerta.
Felicitaciones!
Un abrazo desde mi sur
Pilar

Kim Basinguer dijo...

...ahora es tarde y no hay remedio, ya no le puede querer.

bibliotecaria dijo...

Me encantó tu blog y tus entradas. Muy bellas imágenes. Cariños

A.C. dijo...

Debo reconocer que son un pouco torpe para apreciar a pintura. A música xa e outro cantar. Nunca mellor dito!
Un biquiño

Manuel L. Rodrigues dijo...

ai ai ai Estes pintores expresionistas. De verdade consideras que lle acae ao poema??

Saudiños!!

La signora dijo...

He estado oyendo a varios pianistas desde que llegué aquí...obvio que uno en especial me cautiva. Ciertamente cada uno al tocar transforma la misma pieza en algo muy suyo...nunca Para Elisa se escuchará igual.
Un abrazo enorme.

carapuchiña dijo...

mais "Para Elisa" seguiría sendo a banda sonora dun pedazo da súa vida.

Moi bonito.

Rosa Cáceres dijo...

Un microrrelato lleno de sugerencia.
La soledad final es el castigo de los crueles.

Froiliuba dijo...

Si es que es un hombre, que se puede esperar, ciego y torpe como todos.
Hasta que se pierde no se aprecia lo que se tiene, una verdad como un templo, lo malo es que la melodía de marras se va a "jartar" de oirla jejeje

Me gustó el micro, perfecto para el cuadro ¿o al revés?

bicos meiga, ya estoy en activo.

Zoe dijo...

Ciertamente a veces no saben o sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos...
Es triste amiga mía sentir que no somos apreciados, ni cuidados, ni mimados, es dificil vivir al lado de quien no nos hace sentir especiales un día cualquiera , en una hora cualquiera, sin miedo y sin verguenza sólo con la ternura y el cuidado de un amor sin título...