martes, 25 de agosto de 2009

LOS ÚLTIMOS, LOS PRIMEROS

¡Cómo pesaba el fardo que le había tocado!. Estaba cansada e iba casi al final. Deseaba terminar el largo día de trabajo, no exento de peligros.

La larga fila negra seguía en movimiento. Querría ser de las primeras que ya estarían llegando.

Algo sucedió delante, una desbandada. Sus compañeras caían. La consigna: huir, salvarse

Cuando consiguió regresar al hormiguero, los soldados contaban los cadáveres.
Imagen: Flickr, Galería de Carsolc, "Fila de hormigas".

12 comentarios:

Aldabra dijo...

para haber escrito sobre hormigas es un micro estupendo... es que son unos "bichitos horiibles"... no me gustan nada y menos desde que ví "Cuando ruge la marabunta"

biquiños,

Rosa Cáceres dijo...

Qué cosa tan graciosa esa fila de hormigas bicolor...¿Dónde está?
El relato es muy bonico. Cada hormiga tiene su cometido.

Rosa Cáceres dijo...

Perdón, ya he visto que dices el lugar en que se encuentra esta obra.
Yo tengo hormigas por los patios, son de una celeridad pasmosa y tiene una constancia en el arrastre...

Caminante dijo...

Y es que ningún desastre es bueno, ni para las hormigas ni para nadie, y lo peor es que parece que últimamente se impone cada vez más la consigna de "Salvese quien pueda" y a los demás que les den. Una lástima.

Zoe dijo...

Para las hormigas el sálvese quien pueda es su consigna de supervivencia entre las obreras...luego llegan las soldados.Parece imcreible lo que pueden hacer estas pequeñas, a mí suelen acribillarme a mordisquitos tengo que tener alguna Fer-hormona ;-).
Tendría que aprender el sálvese quien pueda¡¡¡ eso se aprende amiga???

Un pequeño relato...y como siempre mareadas de pensamientos. Un día tienes que enseñarme al menos a intentar hacer alguno..

Biquiños de madrugada insomne, haciendo tiempo

Ulysses dijo...

Excelente micro, son unos animalitos que nos pueden fastidiar mucho,pero tienen su utilidad, y su capacidad de supervivencia es única.

Saludos

Marisa dijo...

Hasta las hormigas
necesitan de S.O.S.
Pienso en las familias
que tienen que abandonar
sus casas debido a los
incendios.

Una imagen bonita
y curiosa.

Besos.

CANTACLARO dijo...

.

Qué bello relato. Qué apropiado el comentario de Marisa, pues va bien el S.O.S que concemos, ¿Verdad?

Fuerte abrazo,

Ana Lucía

.

Albino dijo...

La fila de hormigas siempre me hizo mucha gracia. ¿Tu crees que se conoceran? ¿Crees que siempre iran por el mismo orden?
En fin, de tomas maneras me divierte cuando las veo lejos de mi casa. En casa no las quiero.
Un beso

amigoplantas dijo...

Dudo que las heróicas hormigas soldado cuenten sus cadáveres, más bien aceptan lo ocurrido y continuan su trabajo

abuelo Andrés dijo...

En mi balcon de flores las encuentro a diario, son pequeñisima, no se como evitarlas ya que se comen las plantitas de las flores.
Tu relato sobre ellas me parece bueno sobretodo esa alfombra de ellas.
Un abrazo

carapuchiña vermella dijo...

Sempre tiven curiosidade polas formigas. Deume por pensar que cunha vida tan ordeada non podían ser felices. Fáltallas a liberdade de improvisar, e iso limita. Non sei, unha paranoia como calquera outra.

Noraboa polo blog, acabo de descubrirte a través de Aldabra. Chamarei máis veces á porta.