martes, 12 de mayo de 2009

CONFIRMACIÓN

En el espejo su imagen perfecta, pero ¿y esa arruga?

Una cuidadosa mano de plancha, se vistió y otra mirada; ¡vaya!, su pelo.

En el baño, con peinador colocado, un cepillado la dejó lista.

Un nuevo vistazo le obligó a repasar todo el maquillaje.

Ojeada al bolso y ¿dónde estaban sus gafas?.

Una hora después, sentada en el recibidor, decidió que su agorafobia no estaba curada.


Imagen obtenida en Flickr. - Autor: Alejandro Sánchez Marcos, cargada 21.05.06. "Agorafobia".

7 comentarios:

José do Neto dijo...

Como se puede abrir una sesión.

Inauguro la página de comentarios, por primera vez, de una fada de la palabra.
Hay quienes expresan que, cuando escribimos, mostramos una parte de nosotros mismos. A veces, hay conceptos e ideas que me confunden (no es momento de mostrarlos) pero suplo mi ausencia de claridad con la habilidad literaria que ofreces, tanto en la distancia corta como en el trago largo.
Me encantas cuando escribes, me agrada imaginarte, envidio oír tu voz. ¿Será posible alguna vez?

Ulysses dijo...

aquí no entra nadie y quien piense lo contrario se las tendrá que ver conmigo

Saludos

José do Neto dijo...

Como combatir algunas calamidades

Releo. ¡¡Cuánto puede dar de si, en tan pocos vocablos, una puerta tapiada!! Nos encontramos muchas de las viviendas de nuestras aldeas, vilas (he dicho vilas y digo bien) y ciudades con las puertas y ventanas horrorosamente enladrilladas como síntoma del abandono desgraciado del mundo rural, víctimas de la lista de espera de la especulación urbanística o como muestra de que hay que esconderse en una concha molusca para sobrevivir. Propongo que tales tabiques se cubran de carteles con textos evocadores de su pasado, con frases ilusionantes ante la desesperanza que ofrecen o con imágenes que muestren la capacidad de salir adelante ante las adversidades propias y colectivas. Es seguro que habría gentes capaces de transmitir confianza en el futuro, como a Sra. do Toxa, ante tanto esperpento visual, frente a la desmemoria que quieren insuflarnos quienes se encargan de despersonalizarnos cada día o de hacer diseños agradables que permitan superar las carencias individuales y comunes.
Este cajón bloguero, cuando lo abres, te muestra muchas sorpresas. Es un recipiente con una diversidad de motivos coloristas y la motivación mueve nuestro vivir diario.

Zoe dijo...

Hay tantas cosas que tardan en curarse, acaso nunca se curen del todo...me vuelvo a ovillar entre tus hilos y de nuevo me hago diminuta. Especial corto como tú.

Froiliuba dijo...

Buen micro.

No te veo yo a ti encerradita en casa eh, ni pendiente de qué bolso me hace juego con los zapatos o pijerios semejantes jajajajja

Seguro que el pensamiento de ese tipo de enfermas es así miles de veces, la pena es que no puedan superar dar el paso y salir a tomarse unas tapitas en una terracita siendo acosados por las puñeteras gaviotas y palomas esas que teneis allí.

mil bicos meiga.

Internautilus dijo...

Je je je... al señor do Neto lo tienes en el bote...¿ehh? Bueno, digresiones aparte, veo que estas consiguiendo "la esencia de la esencia", es decir, el 'planteamiento/nudo/desenlace' en un ladrillo; o sea, que si en vez de escritora fueras bailonga, el chotis sería tu mejor baile. Amiga: chapeau!

entresuelos dijo...

qué bueno, me encantó....la agorafobia es horrible...y no cesa en darnos excusas para seguir alimentándonos el miedo.
un beso