jueves, 5 de marzo de 2009

EL MIRADOR

Abrió los ojos sintiendo que el espacio que les separaba era mínimo. Parecía que bastaba con extender su mano para tocarla.

Sin embargo, aquel obstáculo impedía que pudiera realizar su deseo.

¡Maldita distancia!, no tendría más remedio que recorrer los dos kilómetros que había hasta el puerto.


Imagen: http://es.geocities.com/jherranzgo3/mirador.jpg

5 comentarios:

Ulysses dijo...

Siempre hay obstáculos para lograr nuestros deseos, quizás sea mejor. Sacrificarnos, para lograr lo que queremos, hace que valga la pena.

Saludos

La sonrisa de Hiperión dijo...

la distancia es la muerte del deseo...
Estupendo el blog.
saludo

Froiliuba dijo...

jejejeje
y luego te quejas eh

Magnífico micro, creo que cada día lo haces mejor, condensas más sentiientos en poco espacio, me gusta esta nueva faceta que hace no mas de un año pensabas era algo imposible en ti.
bicos

Zoe dijo...

Nada es imposible?...Cuando te leo creo que nada es imposible, saltar o recorrer dos kilometros o más...mejor llegar bien y digno al abrazo con el mar, el mismo abrazo que te daría salvando la distancia pero que te daré aunque recorreré más de dos kilometros ;-). las distancias no pueden impedir lo que quiere el corazón, sólo hace falta querer de verdad...y no conformarse con mirar desde lejos...
Muxos bicos...serena leyéndote como tu mar y el mío...hoy.

Magnificoooooo...

Zoe dijo...

Ahhh, se me olvidaba una rosa malva para Tí por mañana 8 de Marzo:El mundo está lleno de maravillosas mujeres como tú

más bicos