domingo, 23 de mayo de 2010

ACERTADA DECISIÓN


Cuando entré en la sala acompañada de la Directora del Centro de Adopción, los niños en tropel corrieron hacia mí y, mientras me rodeaban ruidosos, lo descubrí en aquella esquina, tan silencioso como enigmático, tan distante como hermoso, tan calmado como infantil. Desde aquel momento, sólo deseé tenerlo a mi lado, conseguir su evolución y bienestar. Quererlo y que llegara a quererme.
Las barreras de la incomprensión, el miedo, el rechazo, el desconocimiento de otros mundos y otras realidades, las hemos ido derribando muy despacio, pero unidos. Luchando solos, meciéndonos juntos.
¿Que yo era loca?; el camino es accidentado, arduo y muy lento, pero que vengan ahora y miren su sonrisa.

Le miro cuando no me mira,
le hablo aunque él no lo haga.
Limpio, firme y delicado,
como los pétalos de aquella “Alba Plena”
que en invierno adorna el jardín.

Sutil y frágil como una camelia blanca
que aguantara los embates del temporal.

Su mundo, es ahora
también mío.


Éste es el otro texto que ha salido en "En sentido figurado", en el especial "Estamos con el Autismo 3".
Referencias, post anterior. Fotografía también de Elia.

18 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Un texto directo y delicado, tierno y triste a la vez, pero con la esperanza de fondo.
abrazos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Estos niños/as que viven en su mundo hermético, necesitan un cariño especial.

Hermosa entrada, dedicada a ellos.

Un abrazo y bicos, Montserrat

Caminante dijo...

Tenemos que aprender a cuidarlos con más esmero que a los demás, pero no solo a los niños autistas, también a los discapacitados psíquicos, y ser mucho más pacientes con ellos que con el resto. Sé de lo que hablo.

mariajesusparadela dijo...

La foto y el texto, hermosos.

Marisa dijo...

Ellos dan con su ternura
tanto o más de lo que reciben.
Su mundo para nosotros
inédito, solo en su borde
vivimos una parte, pequeñez que
nos permite vislumbrar un
universo.
Enternecedora, entrada.
La foto de la camelia
quedó preciosa.

Un montón de besos

Serge Cornillet dijo...

Apoyo tu dedicación! Me alegro de saber que hay gente como tu para ayudar a los que los necesitan.
Un abrazo,
Serge

Aldabra dijo...

me encanta sobre todo la parte "¿qué yo era loca?; el camino es accidentado, arduo y lento, pero que vengan ahora y miren su sonrisa"... es perfecto.

biquiños,

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Nosotros damos ¿pero llegamos a saber cuanto nos dan ellos? Solamente esperan eso, una palabra de cariño, un beso en la frente, una caricia en esa suave mejilla. Precioso poema para todos ellos.
Saludos

Zoe dijo...

Ojalá hubieran más decisiones acertadas como esta...y que no fueran ficción...hoy que nos acercamos más a los hijos a la carta: Lo quiero niño, lo quiero niña, lo quiero rubio , lo quiero blanco....

Y es simplemente lo quiero , y lo quiero feliz....

Muy acertada tu entrada, tus sentimientos y tus deseos..

bicos

AROBOS dijo...

Hermosa fotografía, tan hermosa como lo que nos cuentas, que desprende un enorme sentimiento de amor.

María Albertí dijo...

genial!

Pamela dijo...

Impresionante y tierno, me hace recuperar fuerzas, gracias amiga

Albino dijo...

Bonit o texto lleno de ternura, que aunque sea de ficción tendrá su realidad en otra persona.
Felicidades y besos

XoseAntón dijo...

Entrañable y tierno; estoy de acuerdo con moderato, por encima, sin duda apoyada en esas dos sensaciones, surge la esperanza. Una esperanza que, antes o después, nos conmueve a todos.

Bikiños

Balteu dijo...

Para mí, es un texto muy hermoso paisana, me gustó mucho.

Bicos

RECOMENZAR dijo...

Muy lindo blog me he deleitado con el encuentro...me voy pensando volver............
jazmines despues del encuentro.

Rosa María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa María dijo...

Amar a los más tiernos es la lubrificación para engrandecer el alma a cobijar, besar y dar, dar esperanzas.
Un besiño,
Rosa María