jueves, 30 de julio de 2009

ORGULLO DE RAZA

Estaba furiosa, le habían dado un manotazo, del que escapó dando tumbos.

Una vez recuperada, llamó a unas amigas. Aquella pandilla de cafres iba a saber lo que era bueno.

Después de comprobar sus armas, se colocaron en batería y atacaron juntas.

Las personas no tuvieron tiempo de repeler el ataque de las avispas, que clavaron sus aguijones sin compasión.

Imagen: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Waspstinger1658-2.jpg

7 comentarios:

Marisa dijo...

Esas como se enfurezcan
no perdonan.
Su aguijón se clava
hasta la muerte.

Un original texto.

Besos

XoseAntón dijo...

¡Ay!, ¡ay!, ¡aaaaayyyyyy!, me acuerdo del señor "Forlencio", así le llamabamos, aunque me parece que su nombre debía de ser Florencio. El pobre se acostó a dormir en el prado, justo al lado de un enjambre sin darse cuenta y su entrañable nieto, no hizo otra cosa que azuzarlas. Imaginate a un anciano, correr como si fuese de veinte y tirarse de cabeza a un lavadero cercano. Cuando salió, ya no estábamos allí, ni su nieto ni yo...

Bikiños

Aldabra dijo...

LA FOTO fnatástica, da grima ver ese aguijón y el relato genial porque no sabía de que se trataba. Es bueno que en un relato tan breve consigas tensión.

Hace poquito me picó una (de hecho todavía tengo la marca) y duele muchísimo, pegué un grito que asusté a todas las personas que estaban por los alerededores.

biquiños,

Albino dijo...

Cierto que las apispas producen dolor cuando pican, pero no menos que muchas personas que te dan el picotazo cuando simulan que te abrazan.
La vida lo enseña y yo la tengo muy larga.
Pero para ti, paisana, todo mi cariño.

Y déjame tu logotipo en el panel de seguidores de mu blog. Yo te lo acabo de dejar en los dos tuyos.
Un beso

José do Neto dijo...

Hay que pensar en todo.

Creo, desde mi punto de vista, que no es muy acertado el título “Orgullo de raza”.
El texto me evoca a algunas tribus urbanas en las que sus miembros aprovechan cualquier situación de aproximación a su enjambre para sacar sus aguijones y maltratar a aquellas personas que las han molestado sin intención.
¿La violencia, aunque sea animal, es un orgullo de raza? La violencia es irracional por eso el animal actúa así. Son las personas con recursos las que tienen capacidad de reaccionar adecuadamente ante la posible embestida animal producida por una invasión a su espacio.
A mi esta expresión me suena muy fuerte para tal especie insectívora social por excelencia. Le colocaría otro cartel para el personaje del manotazo; “Estrategia inadecuada”, por ejemplo.

abuelo Andrés dijo...

Las abispas son unos animalitos que hemos de tener mucho cuidado de ellas, el aguijon que deja en nuestro cuerpo duelo bastante.
Un abrazo.

Zoe dijo...

Ellas no son raccionales, actuan con un resorte genético de supervivencia. Nosotros los supuestos raccionales preparamos nuestro aguijón como quien sirve una sopa fría y además nos cuidamos mucho de no morir en el intento...No hace daño quien quiere sino quien puede...
Soy scorpio supuestamente vestida de aguijón, tu lo ves???...
Es un magnifico microrelato que como muchos de los tuyos , no para de dejarme pensar en muchas cosas y ya empieza a ser la hora de que termine con los preparativos y estoy aquí pegada. Qué me das melona??

bicos viajeros casi...