miércoles, 21 de enero de 2009

EL DESEO




Corrió hacia su salvación tras aquella puerta cerrada, mientras su perseguidor intentaba alcanzarlo.
Abrió, intentó salir, pero sus ropas se engancharon en la manilla; repitió la operación y lo mismo. Angustiado, hizo un nuevo intento sin resultados.
Estoy dormido, esto sólo sucede en sueños, ahora me despertaré.
Pero la realidad de aquella bala, traspasó su deseo.

6 comentarios:

Balteu dijo...

Buen micro paisana, trágico pero me gustó.
Las balas siempre nos devuelven a la realidad, a veces por muy poco tiempo.

Un bico.

Caminante dijo...

ugggghssss buen micro pero...

Froiliuba dijo...

leñes!!! cada día haces los micros más micros y más contundentes. Que ya es dificil eh

Muy bueno, si señora.

Gudea dijo...

Nos haces caer de la esperanza al abismo en dos líneas.
Felicidades.
Besos.

Zoe dijo...

Hay deseos que son traspasados por balas rápidas y certeras...Me escandilas y cada día te admiro más... si tan solo tuviera la milesima parte de tu micro en algún poema

Bicos

MNB dijo...

Ups.

¡¡¡EXCELENTE!!!


Cariños